24 abril 2024

Revés para la start up DoNotPay: demandan al abogado-robot por no tener título universitario

3 min read

El abogado-robot de DoNotPay se enfrenta a un nuevo revés judicial. El chatbot de inteligencia artificial (IA) que se propuso defender a los consumidores más vulnerables ha recibido una demanda colectiva del bufete Edelson por querer ejercer la abogacía sin un título universitario que respalde sus conocimientos, según informa la publicación Business Insider.

La denuncia, presentada ante la Corte Superior del Estado de California para el Condado de San Francisco, argumenta que este particular letrado no cuenta ni con los conocimientos ni con la supervisión necesaria: “Desafortunadamente para sus clientes, DoNotPay no es en realidad un robot, un abogado ni un bufete de abogados. DoNotPay no tiene un título en derecho, no está prohibido en ninguna jurisdicción y no está supervisado por ningún abogado”.

La demanda se ha tramitado bajo el nombre de Jonathan Faridian. Este abogado explica que había utilizado DoNotPay para redactar varios documentos legales: una queja por discriminación laboral, una presentación ante un tribunal de reclamos menores y para la redacción de varios documentos legales. El resultado, según Faridian, no fue nada satisfactorio. Al contrario, lo califica de “deficiente”.

El fundador de DoNotPay tampoco ha dudado en cargar contra el demandante. “Jay Edelson, el abogado de demanda colectiva más rico de Estados Unidos, está demandando a mi startup DoNotPay en California. El Sr. Edelson, que ha ganado miles de millones demandando a empresas, nos está atacando por ‘práctica no autorizada de la ley’ y busca una orden judicial que ponga fin a cualquier producto de IA”, explica en un tuit Joshua Browder.

En su alegato, Browder asegura que gente como Edelson le inspiró para fundar DoNotPay: “Simboliza todo lo que está mal en la ley”. Y aprovecha para acusarle de ganar dinero a costa de los consumidores. “En un acuerdo reciente de Facebook, por ejemplo, ganó 97.500.000 de dólares. Una minoría de consumidores ganó 375 dólares y la mayoría, que no pudo completar formularios de reclamo’ complicados, obtuvo cero”, argumenta.

El impulsor de DoNotPay asegura que no se va a dejar intimidar por el “abogado más temido de Silicon Valley”, porque Edelson está detrás de alguna de las demandas más exitosas a Google, Amazon y Apple por miles de millones. “¡La lucha continúa!”, termina este empresario en un largo hilo de Twitter.

No es el único contratiempo judicial al que se enfrenta este chatbot. Los fiscales del Colegio de Abogados del Estado también se ha personado contra este servicio, alegando que llevar un abogado robot a una sala física, tal y como pretendía DoNotPay, es una práctica no autorizada de la ley, además de constituir un delito menor en algunos estados punible con hasta seis meses en la cárcel.

DoNotPay, un chatbot fundado por el empresario británico-estadounidense Joshua Browder, se dedica a resolver cuestiones legales. La compañía asegura que son una especie de Robin Hood que se encarga de ayudar a los “consumidores a luchar contra las grandes corporaciones y resolver sus problemas”.

Este chatbot se creó originalmente para disputar multas de estacionamiento, pero se ha expandido para incluir también otros ambiciosos servicios jurídicos. Entre otras cuestiones, se encarga de solicitar asilo internacional, hacer reclamos al seguro, solicitar becas, ayudas con el alquiler, divorcios y otros trámites administrativos menores.