25 junio 2024

Cirugía plástica: jóvenes adictos a las inyecciones y al bisturí

2 min read

En Francia, las personas de 18 a 34 años recurren ahora más a la cirugía estética que las de 50 a 60 años. ¿Cómo se explica este fenómeno? ¿A qué se debe esta preocupación excesiva por la propia imagen?
Labios carnosos, pechos generosos, piel tersa. En las redes sociales, a menudo se estereotipa la belleza. La cirugía estética ha dejado de ser tabú, incluso entre los más jóvenes. A sus 21 años, esta joven ya está acostumbrada a las inyecciones. En la jeringuilla, ácido hialurónico, una molécula con propiedades hidratantes, que hincha artificialmente el labio. “Yo tenía los labios muy, muy finos. Para mí era un complejo”, explica. Su amiga, también de 21 años, se puso una inyección hace una semana, y reconoce a medias la influencia de las redes sociales en su decisión.

Profesionales falsos y sin escrúpulos

En 2019, los jóvenes de 18 a 34 años han subido un puesto en el ranking del número de procedimientos estéticos. Ahora están por delante de los que tienen entre 50 y 60 años. El doctor asegura incluso que a veces rechaza a menores, y confirma que su base de pacientes es cada vez más joven. Entre sus pacientes, también hay jóvenes trabajadores, como una mujer de 25 años, acomplejada por sus ojeras, que dice, “no le hacen ningún bien en el trabajo”. Y para aquellos cuya imagen es su principal herramienta de trabajo, la cirugía y la medicina estética son a menudo una segunda naturaleza. En los últimos tiempos, muchos pacientes han sido víctimas de falsos médicos sin escrúpulos en materia de higiene y calidad de los productos inyectados.