23 julio 2024

Un tribunal ambiental chileno ha revertido parcialmente el permiso otorgado a Google para construir un centro de datos de 200 millones de dólares en Cerrillos, Santiago.

2 min read

El tribunal instruyó al gigante tecnológico a revisar su solicitud para tener en cuenta los efectos del cambio climático, ante la oposición local y las preocupaciones sobre el uso del acuífero de la capital, ya de por sí tensionado.

Centro de Datos de Google

Google
La sentencia ordenó a Google “incorporar la consideración de los efectos del cambio climático en la evaluación del componente hídrico (Acuífero Central de Santiago), si corresponde, teniendo en cuenta una posible modificación del sistema de enfriamiento de los servidores asociados al proyecto”.
En un comunicado, Google indicó que había presentado un cambio en su diseño original para utilizar enfriamiento por aire en su lugar, y que “continuará colaborando con los requisitos de las autoridades locales”.

Chile lleva 15 años enfrentando una sequía sin precedentes, con el gobierno implementando racionamiento de agua en 2022. A principios de este mes, el incendio forestal más mortífero registrado dejó al menos 112 personas fallecidas y miles de desplazados.

Con Uruguay también enfrentando una sequía extrema, ha surgido oposición local contra el plan de Google de construir un gran centro de datos en el departamento de Canelones, en el sur del país.

Una batalla judicial reveló que las torres de enfriamiento de la instalación necesitarán 7,6 millones de litros (2 millones de galones) de agua potable al día. “El proyecto del centro de datos en Uruguay aún se encuentra en la fase exploratoria, y el equipo técnico de Google está trabajando activamente con el apoyo de las autoridades nacionales y locales”, informó un portavoz de Google a Mongabay.